HÁBITOS ORALES MAS FRECUENTES EN UNA POBLACIÓN DE CINCO A TRECE AÑOS QUE ACUDEN A LA CLÍNICA DE IZTACALA AL DIPLOMADO DE ORTOPEDIA MAXILAR 2003”.

 

Autores: Miranda Cruz Jacqueline, Villanueva Nandayapa Edgar, Sánchez Aldama Marayuli

 

Asesor: Hilda Rojo Botello

 

RESUMEN

Los hábitos bucales son de indudable causa primaria o secundaria de maloclusiones o deformaciones dentomaxilofaciales. Suelen considerarse reacciones automáticas que pueden manifestarse en momentos de estrés, frustración, fatiga  o aburrimiento. Así como aparecer por falta de atención de los padres al niño, tensiones en el entorno familiar, inmadurez emocional.

Se realizó un estudio para determinar cual de los hábitos orales es más frecuente en una población con niños de 5 a 13 años que acuden a la clínica de Iztacala en el diplomado de Ortopedia Maxilar en el año 2003.  Se revisaron 200 historias clínicas de las cuales 152 presentaron los  hábitos orales de chupón en un 15%, onicofagía en un 28%, succión digital en un 10% , lingual en un 14% y  labial en un 33%. En el estudio se encontró que el hábito oral más frecuente en esta muestra es la succión labial ; de manera que la hipótesis formulada no es aceptada, ya que la bibliografía consultada decía que el hábito más común era la onicofagia y en esta población no fue así. La edad en que aparecen los hábitos orales con más frecuencia es a los 8 años.

 

INTRODUCCIÓN

El origen multicausal de las maloclusiones, así como su aparición desde edades tempranas en el desarrollo del niño, condicionan la necesidad de realizar programas preventivos basados en diferentes medidas y procederes, con el objetivo de disminuir su incidencia. Como apoyo a la terapéutica psicológica conductual se han realizado estudios a fin de controlar la onicofagia; con la ayuda de tales estudios se han fabricado aparátos, de fácil aplicación por el odontólogo generalista, que resuelve con efectividad en un corto espacio de tiempo el problema de la onicofagia y evita la progresión de sus indeseadas y múltiples alteraciones psicológicas, infecciosas y estéticas como es el caso de una férula parcial de levantamiento de mordida que cubrirá premolares y primeros molares de ambas hemiarcadas  1.

Los hábitos bucales son de indudable causa primaria o secundaria de maloclusiones o deformaciones dentomaxilofaciales, a pesar de las discusiones de hasta qué edad pueden ser consideradas como normales. Los hábitos a los que este estudio se enfocarán serán principalmente: Onicofagia y Succión del dedo 2.

La onicofagia, del griego onyx - uña - y phagein - comer -, se define como una costumbre de "comerse o roerse" las uñas con los dientes, pudiendo provocar heridas en dedos, labios y encías así como el desarrollo de diversas     infecciones.

Representa a veces una costumbre viciosa contraída desde pequeño y en otras ocasiones es sintomática de una afección neuropática 3.

La succión de dedos y la mordedura de uñas son ejemplos cotidianos y comunes de hábitos pautados de desarrollo. Suelen considerarse reacciones automáticas que pueden manifestarse en momentos de estrés, frustración, fatiga o aburrimiento.

La mordedura de uñas coincide habitualmente con la succión de los dedos de modo que aquella sucede a esta en el tiempo. Generalmente los afectados se muerden todas la uñas. La incidencia de la onicofagia es excepcionalmente elevada.4

Hay igualdad respecto a sexos aunque las mujeres parecen más preocupadas por el problema estético por lo que buscan ayuda en mayor número que los hombres. Las encuestas muestran que cerca del 45% de los niños durante la pubertad, alrededor del 25% de los estudiantes universitarios y más o menos el 10% de los adultos mayores de 35 años se muerden las uñas compulsivamente 5.

La génesis de la mordedura de uñas asume que la mayoría de los afectados presentan la consecuencia de un comportamiento que no se extinguió convenientemente en su momento a los dos o tres años, cuando el niño se chupaba el dedo 6.

Autores como Meneghello consideran que la onicofagia, a diferencia de la succión del pulgar, puede ser indicadora de algún conflicto emocional que debe alertar al médico . Hay un aumento constante en la prevalencia de la mordedura de uñas en los niños hasta los 12 años 6

Hacia el final de la adolescencia quizá el 25% siguen mordiéndose las uñas. Una minoría de personas siguen estando aquejadas por este hábito a lo largo de toda su vida. La onicofagia en las formas agudas puede dañar el lecho ungueal y la matriz 7.

También puede complicarse con verrugas periungueales y padrastros. Infecciones bacterianas y víricas en labios y mucosa oral así como alteraciones de la estética de los dientes, por abrasión, erosión, astillamiento y malposición, están presentes. En cuanto al tratamiento es esencial que el sujeto esté dispuesto a abandonar el mordisqueo. Es típico el cuadro en la consulta de psicólogos y psiquiatras de la paciente mordedora de uñas que siente aversión por lo antiestético de sus manos y que ha intentado en repetidas ocasiones abandonar el vicio sin lograrlo, acudiendo a todo tipo de terapias: unturas amargas, ansiolíticos.  Cuando se da una enfermedad emocional obvia, el terapeuta debe atender estreses vitales urgentes y apremiantes 8. El conductismo es una corriente de la psicología científica que centra su atención en el estudio del binomio estímulo-respuesta. Pretende una psicología como ciencia objetiva, siendo la conducta el objeto de estudio y la observación el método experimental 9. Watson establece las bases teóricas de los planteamientos conductistas esbozando técnicas de tratamiento. Posteriormente otros autores han desarrollado el método práctico 10. La terapia de modificación de conducta ha sido utilizada ampliamente en el tratamiento de la onicofagia y es considerada la técnica más exitosa hasta el momento. 11, le adjudica una tasa de éxito entre 80 y 85%.Anteriormente ha sido utilizada la farmacoterapia, terapias aversivas, autodominio, prácticas negativas,12. Tratamientos comúnmente conocidos han sido empleados: impregnación de los dedos con sustancias amargas, capuchones de dedos, entablillamiento del pulgar o del codo13.

Los problemas que puede producir, el hábito de succión digital, afectan tanto la estética como la función, provocando desplazamientos dentales insignificantes, hasta mordidas abiertas anteriores considerables, con movimiento hacia afuera de los incisivos superiores, así como también colapso maxilar y en consecuencia mordida, cruzada posterior  14.

La succión digital se ha considerado normal hasta los dos y medio años de edad, si se prolonga puede producir los problemas antes mencionados, existen 2 tipos diferentes de succionadores de dedo, el "pasivo" que tiende a llevarse el dedo a la boca y sólo tenerlo allí o los "activos" en donde se ejerce una presión vigorosa contra la dentición, estos son los niños que presentan alteraciones dentales y de la mandíbula, Aunque no se sabe la causa o razón específica por la que aparece o persiste esta conducta, podemos mencionar algunas que pudieran tener relación con ésta:

Falta de atención de los padres al niño, tensiones en el entorno familiar, Inmadurez emocional del niño, cambios en el ambiente familiar (el nacimiento de un hermano, ingreso del niño a la escuela, etc.).

Desde el punto de vista bucal el daño provocado por la persistencia de esta conducta depende de tres factores principales: La intensidad, es decir la fuerza que aplica a los dientes durante la succión. La duración, cantidad de tiempo que se dedica a succionar. La frecuencia, número de veces que se realiza el hábito durante el día.14

De estos tres factores la duración presenta la función más crítica en los movimientos dentales, una duración de 4 a 6 horas al día origina movimientos dentales importantes .Es importante mencionar que la mayoría de los intentos por erradicar esta conducta mediante regaños, palabras fuertes, castigos y cualquier otra conducta agresiva sobre el niño que presenta este hábito, han sido contraproducentes porque lejos de eliminarlo, se ha reforzado esta conducta haciéndola más marcada y frecuente 14

Sobre cómo podemos manejar este problema diremos que la atención debe ser oportuna, buscando motivar al niño informándole sobre la importancia de dejar este hábito y las consecuencias que tendría si no lo deja, es decir buscar su cooperación para eliminar esta conducta14

Se han utilizado diferentes procedimientos para eliminar este hábito, como son los recordatorios que son la utilización de vendajes adhesivos, o soluciones de mal sabor colocados alrededor del dedo que se chupa. Si estos procedimientos no dieran resultado, podríamos utilizar otro tratamiento que a mi juicio sería el más recomendable, siendo éste la utilización de una trampa palatina o trampa para dedo, cuyo diseño interrumpe el hábito digital al impedir la colocación del dedo o dedos, haciendo que el niño ya no experimente la satisfacción derivada de la succión, logrando así la eliminación de esta conducta14

Es importante mencionar que la utilización de estos aparatos puede ocasionar ciertos efectos secundarios pasajeros después de su colocación, como serían alteraciones en los patrones de alimentación, fonación y sueño, que desaparecerán en tres o siete días aproximadamente. Protejamos y cuidemos los dientes de nuestros hijos oportunamente14

Siendo el siglo XXI dominado por los alcances de la tecnociencia es sorprendente como una práctica natural de la especie humana como es la lactancia materna, adquiere de nuevo la importancia y transcedencia que se merece 14

Todos los organismos de salud nacionales e internacionales reconocen los inmensos beneficios de la alimentación al pecho; para la madre, el bebé y todo su entorno familiar. La UNICEF cuando promociona la lactancia materna menciona como disminuye la necesidad de tratamiento Ortodóntico y el riesgo de caries Amamantar es la mejor manera de expresar amor hacia el hijo y de establecer una relación afectiva ideal, que hace sentir orgullo de ser mujer 15. Desde la 16° semana de vida intrauterina el feto desarrolla el movimiento mandibular de succión, evidente en ecografías tomadas a partir de la semana 27, reflejando la madurez del sistema estomatognático 15

En el neonato existen tres reflejos que permiten la lactancia materna y le garantizan la supervivencia:

·         Reflejo de búsqueda

·         Reflejo de succión

·         Reflejo de deglución

Durante el amamantamiento se presentan dos etapas o fases: Aprehensión del pezón y de la areola y el ordeño de la leche15.

En la primera parte se produce un cierre hermético de los labios del bebé con la areola y el pezón. La mandíbula desciende y se crea el vacío entre el paladar blando y la parte posterior de la lengua 16.

En la segunda etapa la mandíbula avanza y nivela los rebordes alveolares de los dos maxilares. Para extraer la leche presiona el pezón en la zona de los tubérculos de Montgomery. Este movimiento posteroanterior de avance de la mandíbula hace posible la alimentación natural al pecho y favorece la morfogénesis de la Articulación témporomandibular (ATM) Se denomina "primer avance Fisiológico de la oclusión" La lengua adquiere forma cóncava y recibe la leche para deglutirla. Al retirar el pezón éste tendrá forma plana en la parte superior y cóncava en la parte inferior, causada por la presión de la lengua contra la bóveda palatina 16

Con el uso del chupo o del tetero la mandíbula se queda atrás y no se presenta el primer avance fisiológico, favoreciendo la presencia de ADMF como: Clase II (distoclusión), apiñamiento, mordida cruzada posterior, mordida abierta, malposiciones dentarias 16.

 Además crea costumbres nocivas como el mal agarre del pezón porque se acostumbra al sistema del chupo de látex. No genera estímulos neuromusculares adecuados de la matriz funcional del sistema gnático y predispone a hábitos de fijación oral porque no hay satisfacción de esta etapa correctamente 16.

OBJETIVOS

·        Conocer la frecuencia con que se presenta el hábito de onicofagía de ambos sexos en una población de cinco a catorce años de edad que acuden a la clínica de iztacala para consulta de ortopedia maxilar en el año del 2003.

·        Conocer la frecuencia con que se presenta el hábito de succión de dedo en ambos sexos en una población de cinco a catorce años de edad que acuden a la clínica de iztacala para consulta de ortopedia maxilar en el año del 2003.

·         Conocer la frecuencia con que se presenta el hábito de succión de labio de ambos sexos en una población de cinco a catorce años de edad que acuden a la clínica de iztacala para consulta de ortopedia maxilar en el año del 2003.

·        Conocer la frecuencia con que se presenta el hábito de chupón de ambos sexos en una población de cinco a catorce años de edad que acuden a la clínica de iztacala para consulta de ortopedia maxilar en el año del 2003.

·        Conocer la frecuencia con que se presenta el hábito de succión lingual de ambos sexos en una población de cinco a catorce años de edad que acuden a la clínica de iztacala para consulta de ortopedia maxilar en el año del 2003.

·        Conocer la frecuencia que se presenta el uso de biberón en una población de cinco a catorce años de edad en ambos sexos que acuden a la clínica de iztacala para consulta de ortopedia maxilar en el año del 2003.

·        Conocer  cual es la edad más frecuente en que inicia el hábito en la población.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿Cuáles son los hábitos orales más frecuentes en una población escolar entre cinco y trece años de edad?

HIPÓTESIS.

La onicofagía será  el hábito oral más frecuente que se presenta  en la población escolar de cinco a trece  años de edad.

MATERIAL.

 

Calculadora, plumas, lápices, computadora, impresora, regla, revistas medicas, discos de 3 ½, hojas de papel, fólderes, carpetas tipo Lefort, porta hojas de la marca Office.

 

METODOLOGÍA.

 

Organizamos las historias clínicas en los porta hojas separándolas de acuerdo al hábito y edad. Medimos las variables como el tipo de alimentación que ha llevado (si se alimento con seno materno o biberón), fecha de ablactación y tipo de alimento con que se comenzó, que tipo de hábito tiene, desde cuando lo practica, como lo hace, durante cuanto tiempo. Esta medición se realizará por medio del llenado de cuestionarios (anexo1) para posteriormente vaciar esta información  a una tabla para separar los hábitos que tiene cada paciente de acuerdo a su edad.  Todas nuestras variables fueron graficadas en porcentajes para  obtener un resultado fidedigno y saber que hábito es el más frecuente. Posteriormente con la información obtenida podremos obtuvimos las conclusiones  y logramos  los objetivos de nuestro trabajo de investigación.

 

Resultados y Análisis de Resultados.

 

En este trabajo de investigación  el primer paso del diseño estadístico que  se realizo  fue el elaborar una tabla de contingencia para clasificar nuestras variables en forma simultanea, posteriormente se realizó un conteo de cada hábito para saber cuantos niños los presentaban , con esto se realizó una regla de tres para saber cada uno de los porcentajes de los hábitos y con estos datos poder graficar y así saber cual es el hábito más frecuente en nuestra población. El mismo procedimiento se realizó para graficar la frecuencia que se presenta el usó del biberón  y cuando inician los hábitos en la población.

 

Fuente: Se revisaron 152 historias clínicas del Diplomado de Ortopedia Maxilar 2003.

 

Fuente: Se revisaron 152 historias clínicas del Diplomado de Ortopedia Maxilar 2003.

Fuente: Se revisaron 152 historias clínicas del Diplomado de Ortopedia Maxilar 2003.

CONCLUSIONES.

 

El hábito oral que se presento con más frecuencia en la población con niños de 5 a 13 años que acuden a la clínica de Iztacala en el diplomado de Ortopedia Maxilar en el año 2003 es la succión labial con  el 33%. Por lo tanto la hipótesis planteada por el equipo de investigación no es aceptada, ya que el habito de onicofagia es el segundo más frecuente con 28%. La edad en que estos hábitos aparece con más incidencia en la población es de 8 años. los tipos de alimentación por los que nuestra muestra fueron alimentados son en un 36% ablactación, biberón en un 34% y el 30% con biberón.

El equipo de investigación está interesado en el estudio  de los problemas de Hábitos dentales  deformantes  en  la población infantil y esa fue la razón para realizar este trabajo, porque queremos que esta investigación le brinde a la comunidad odontológica, conocimientos para poder abordar adecuadamente los problemas de hábitos dentales, su causa y efecto, su prevención, su detección temprana y su canalización para un tratamiento adecuado. Con este trabajo de investigación  el equipo pretende que la comunidad odontológica, haga conciencia con los padres de familia y maestros que los hábitos dentales,  pueden prevenirse o detectarse a tiempo para combatirlos y evitar que causen problemas más severos que implicarían tratamientos más largos y costosos.

 

 

 

Bibliografía

1. Carrobles J.A. Análisis y modificación de conducta II: Aplicaciones clínicas. Universidad Nacional de Educación a Distancia. 1996. Impresa, s.a. Herreros 42. Políg. Ind. Los Ángeles. Getafe. Madrid.

2.Águila RJ, Roselló J, Enríquez E. Prevalencia de las maloclusiones en dentición. Rev Cubana Est 1980;17(2):79-83

3. Diccionario terminológico de Ciencias Médicas. 12ª edición. Masson-Salvat. 1984. Muntaner 262. Barcelona. España.

4. Kaplan H.I.; Sadock, B.J. Tratado de Psiquiatría. 2ª Edición. Ediciones Científicas y Técnicas. Masson-Salvat. 1992 Avda. Príncipe de Asturias 20 Barcelona. España. pp. 1844-5.

5. Azrin N., Nunn G. Tratamiento de hábitos nerviosos. Editorial Martínez Roca, s.a. 1977 Gran Vía 774. 08013 Barcelona. España.

6. Carrobles J.A. Análisis y modificación de conducta II: Aplicaciones clínicas. Universidad Nacional de Educación a Distancia. 1996. Impresa, s.a. Herreros 42. Políg. Ind. Los Ángeles. Getafe. Madrid.

7. Meneghello J. Pediatría. Publicaciones técnicas Mediterráneo. 4ª edición. 1992. Avda. Eliodoro Yáñez 2541, Santiago. Chil

8. Kaplan H.I.; Sadock, B.J. Tratado de Psiquiatría. 2ª Edición. Ediciones Científicas y Técnicas.
Masson-Salvat. 1992 Avda. Príncipe de Asturias 20 Barcelona. España. pp. 1844-5.

9. Águila RJ, Almiñaque G R, González R E, Céspedes IR. Prevalencia de hábitos bucales deformantes, en niños de 3-5 años. Rev Cubana Est 1980;17(3):137-42

10.http://www.uam.es/ Dr. V.J. Rubio. Dpt. Psicología Biológica y de la Salud. Universidad Autónoma de Madrid.

11. Bayés R., Riba M.D. Descripció, aplicació práctica y resultats de la técnica d´Azrin i Nunn per a la modificació d´hàbits nerviosos. Quaderns de Psicologia, 1986 7(2), 55-59.


                                                                                                 


12. Azrin N., Nunn G. Tratamiento de hábitos nerviosos. Editorial Martínez Roca, s.a. 1977 Gran Vía 774. 08013 Barcelona. España.

13.www.vji.es Dra. Cristina Botella Arbona. Dpt. Psicología Básica, Clínica y Psicobiología. Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. Campus de Borriol. Aptdo. correos 224, 12080 Castellón (SPAIN)

14. Águila RJ, Almiñaque G R, González R E, Céspedes IR. Prevalencia de hábitos bucales deformantes.

15. L. M Ilzarbe, J Pérez Reyes. Ornicofagia frente a estética dental, presentación de un nuevo método para el tratamiento de la onicofagia.

16.www.encolombia.com/odontología.