RELACIÓN OBESIDAD Y CARIES DENTAL

 

Autores: Doroteo Reyes Pablo, López Rodríguez Verónica, Ruiz Becerril Iván, Sánchez Álvarez Adriana, Téllez Mejía Victoria

 

Asesores: Tolosa Sánchez José Santos, Baca López Mariela

 

RESUMEN

Objetivo: Relacionar el índice de masa corporal en escolares de 6 a 11 años de edad, con el índice de caries.

Material y métodos: se realizó una encuesta sobre hábitos nutricionales, para el cálculo de IMC, se utilizó una cinta métrica y una báscula digital, y para la incepción bucal, se utilizó material estéril

Resultados: de los 172 alumnos, 72% se clasificaron con normopeso, el 28% con sobrepeso (obesidad grado I), de los cuales 60% eran niños y el 40%restante eran niñas, por lo cual la obesidad no fue tan marcada.

De los alumnos clasificados con sobrepeso (obesidad grado I)75% presentaron elevado índice de caries

Conclusión: El sobrepeso y la obesidad en índices elevados de IMC, es un factor que favorece a que los índices de caries sean altos, debido al consumo imprudente e innecesario de alimentos ricos en azúcares, además de la mala higiene bucal que presentan los escolares a esta edad, por lo tanto hay que darles un tratamiento de tipo integral, sobre todo en la etapa temprana de la caries, para así evitar consecuencias severas.

 

INTRODUCCIÓN

 

El hombre, en su esencia posee rasgos que lo diferencian de los demás seres vivos,  es  capaz de establecer relaciones con sus semejantes y transformar el medio que lo rodea; muchos especialistas lo consideran como una unidad  viviente altamente compleja, razón por la cual varían constantemente las características de un individuo a otro, de allí que exista una gran variabilidad en cuanto a  formas, talla, peso, colores de piel y condiciones de vida.

En el mundo actual se va haciendo cada vez más evidente la necesidad de la práctica del ejercicio físico como medio de prevención y tratamiento de múltiples enfermedades, contribuyendo a la elevación de la calidad de vida.

La epidemia global de la obesidad está completamente fuera de control, según indicaron especialistas líderes durante el primer encuentro internacional sobre obesidad,  en Sudáfrica en 2004.  

En la sociedad del siglo XXI, la obesidad se ha convertido en uno los mayores problemas de salud pública. En la última década, según informes epidemiológicos, la obesidad ha aumentado un 50%, afectando a 350 millones de personas en 2004, frente a los 200 millones de 1995. A esta cifra hay que añadirle los 1750 millones de personas con sobrepeso, según datos recogidos del International Obesity Task Force (IOTF). Aunque parezca una antítesis, el mayor aumento de casos de obesidad y sobrepeso se da en países asociados con la hambruna como África e India, donde han proliferado las clínicas de adelgazamiento.

En todas partes, las tasas de obesidad están aumentando, en el África Subsahariana, donde vive la mayor parte de la población hambrienta del mundo, la obesidad ha alcanzado la cifra del 30%;  el aumento se ha producido especialmente entre la población urbana femenina. En Sudáfrica por ejemplo, uno de cada tres hombres y más de una de cada dos mujeres adultas tienen sobrepeso o son obesos. En Marruecos, el 40% de la población tiene sobrepeso, en Kenya el 12% y en Nigeria se estima que entre un 6% y un 8% son obesos.

Aunque las cifras son limitadas en muchos países, la catedrática Arne Astrup, presidenta electa de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad, plantea que el problema es muy real. "A nivel de África, vemos que la obesidad es realmente un gran problema,

De otra parte alrededor de un 25% de la población de Oriente Medio es obesa o tiene sobrepeso, mientras que la obesidad ha aumentado en un 100% entre los hombres japoneses desde 1982. En México, la obesidad está asociada a 300 mil muertes por año. Aproximadamente un 80% de los adolescentes obesos lo seguirán siendo durante el resto de su vida.

Pero lo que más preocupa a los especialistas y a nosotros es la relación de obesidad y caries.

Nuestra investigación trata de buscar una interacción entre estos dos factores y determinar su la obesidad es entonces un predisponerte a padecer caries dental.

 La obesidad es un síndrome caracterizado no solo por el aumento del peso corporal a expensa del tejido adiposo, sino que puede asociarse a trastornos del metabolismo de los carbohidratos, de los lípidos, etc. Es un factor de riesgo conocido para diferentes enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial y algunas formas de cáncer. 

Marco Teórico:

La obesidad es una condición patológica en la cual las reservas naturales de energía, almacenadas en el tejido adiposo de los humanos y otros mamíferos, se incrementa hasta un punto donde está asociado con ciertas condiciones de salud o un incremento de la mortalidad. Está caracterizada por un Índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del Síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 30 kg/mt2 según la OMS (Organización Mundial para la Salud).

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias negativas en salud. Actualmente se acepta que la obesidad es factor causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo y éste elevado al cuadrado.

 

 

 

CLASIFICACIÓN  DE LA  OBESIDAD.

Teniendo en cuenta los criterios de varios autores consultados, consideramos la clasificación siguiente:

 

Clasificación Etiológica:

a) Exógena o primaria: Es aquella en que el paciente recibe un aporte de alimentos muy ricos en calorías y nutrientes, el cual es superior al gasto energético debido a problemas relacionados con la disponibilidad o el consumo de alimento.

b) Endógena o secundaria: Es aquella que se observa asociada con otros procesos patológicos, como la diabetes mellitus, hiperfunción adrenal o el hipotiroidismo, entre otros.

c) La obesidad mixta: Se produce como resultado de la aparición de las causas primarias y secundarias en un mismo individuo.

Según el índice de masa corporal (IMC) la obesidad está divida en tres grados:

Se clasifica según el grado de obesidad correspondiente al  índice de masa corporal. Para esto se utiliza el Índice de Masa Corporal (IMC), el cual equivale a: Peso/Talla2 (Kg/m2). El IMC es el índice más utilizado para definir la obesidad y es útil en la clasificación del riesgo. Así tenemos la clasificación de la obesidad en adulto según la Organización Mundial de la Salud

Tabla 1: Clasificación de la obesidad en el adulto (OMS).

 

Clasificación de la obesidad basados en el IMC según la OMS
IMS (Kg/m2)

Peso normal

18’5 – 24’9

Sobrepeso (obesidad grado I)

25 – 29’9

Preobesidad (obesidad grado II )

30 – 34’9

Obesidad grado III

35 – 39’9

Mórbida (obesidad de grado IV)

> 40

 

 

Tabla 2: Clasificación de la obesidad por género:

 

 

 

 

 

 

 

 

Según los autores, Rosner B, Prineas R, Loggie J, Danielks SR. en pediatría se utilizan tablas, en caso de que el IMC esté en el percentil 85 (1 desviación estándar por encima) para su edad y sexo son considerados con sobrepeso y si están >percentil 95 presentan obesidad.

 

También según estudios realizados se estima que el punto de corte del Percentil 85 se corresponde con un IMC de 25 en la edad adulta, mientras que el Pc 95 lo hace con un IMC de 30 (Sobrepeso y Obesidad, respectivamente). El índice de masa corporal (IMC), medido al menos una vez al año, es una buena manera de diagnosticar el desarrollo de la obesidad, como lo plantea el Instituto Francés para la Salud e Investigación Médica (Junio 2000).

 

Según el índice de cintura/cadera (ICC):

 

El Índice Cintura / Cadera nos permite definir el tipo de obesidad y su distribución de obesidad central o abdominal visceral. Se puede obtener la clasificación siguiente:

Obesidad Androide: Mayor concentración de grasa en la zona abdominal y menor en las otras partes del cuerpo. Es más frecuente en los hombres y es la de mayor riesgo para las enfermedades del corazón, por estar la grasa más cerca de órganos importantes (corazón, hígado, riñones…)

 

Obesidad Genoide: Menor concentración de grasa en la zona abdominal y mayor en la cadera, los glúteos y los muslos. Es más frecuente en las mujeres y tiene menos riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

Según la edad de aparición:

 

a) Obesidad que comienza en la edad adulta (postpubertal o hipertrófica): Tiende a ser hipertrofia  con grandes adipositos.

 

De la pubertad  a los 18 años:

a) Los hombres de 15% a 18%.

b) Las mujeres de 20% a 25%.

 

Entre 20 – 50 años en los hombres se  duplica y en las mujeres aumentan aproximadamente un 50%

 

Sin embargo, el peso total se eleva de un 10% a 15%, lo cuál indica que se produce una reducción en la masa corporal magra. El porcentaje de grasa corporal depende del nivel de la actividad física. Durante la actividad  física, la grasa corporal suele disminuir a la vez que aumenta el tejido magro.

Por otra parte, hablando de la caries:

La caries es una enfermedad infecciosa, progresiva y multifactorial; de origen químico-biológico, caracterizado por la degradación de los tejidos duros del diente.

ETIOLOGIA

La caries se debe a la interacción de tres factores principales:

o        el huésped (saliva y dientes ).

o        Microflora.

o        el substrato ( alimentos y dieta ).

FACTORES RELACIONADOS CON EL HUÉSPED: SALIVA.

Se considera la caries en el hombre como una enfermedad crónica debido a que las lesiones se desarrollan durante meses o años. Muy pocos individuos son inmunes a ésta; sin embargo, las medidas actuales para controlar esta enfermedad, especial mediante el uso de fluoruro sistemático y por aplicaciones tópicas, han reducido un poco su frecuencia.

Cuando el individuo sufre una disminución o carencia de la secreción salival con frecuencia experimenta un alto índice de caries dental y una rápida destrucción de los dientes.

La xerostomía puede ser consecuencia de diferentes patologías como Son:

1. En pacientes con diabetes mellitus.

2. Ansiedad, tensión y depresión que disminuyen en forma temporal el flujo salival.

Debido a que la composición de la saliva varía con la frecuencia del Flujo, naturaleza de la estimulación, duración de ésta, horas del día en la toma de la muestra, etc., es difícil identificar los componentes de la saliva que puedan tener alguna relación con la protección del ataque de caries.

 

FACTORES RELACIONADOS CON EL HÚESPED DIENTES.

Para que la lesión cariosa se desarrolle o se produzca requiere de la presencia de un hospedero susceptible. Los dientes son más susceptibles a cariarse cuando aparecen por primera vez en la boca.

Esto origina la mayor frecuencia de caries durante los años de de erupción, disminuye después de los 25 años de edad y vuelve aumentar posteriormente.

La superficie oclusal es la que más sufre de caries, seguida por la mesial, distal, bucal y lingual (con excepción de los dientes superiores en los cuales la superficie palatina padece más caries que la bucal).

Los dientes posteriores sufren caries con más frecuencia que los anteriores. Los incisivos inferiores son los menos sensibles, pero suelen afectarse en casos de caries muy grave.

Este orden de sensibilidad es un hecho clínico y de modo definitivo tiene relación con el orden en que los dientes hacen erupción y con las áreas de estancamiento según la erupción. La razón por la cual aumenta el número de caries en los individuos de mayor edad, parece deberse a que existe una mayor superficie radicular expuesta conforme la encía sufre recesión, lo que produce estancamiento de los alimentos.

 

MICROFLORA.

Las bacterias son esenciales para el desarrollo de una lesión cariosa.

El principal microorganismo patógeno en todos los tipos de cariesdental es el Streptococus mutans, el cual presenta varias propiedades importantes como son:

o                                          Sintetiza polisacáridos insolubles de la sacarosa.

o                                          Es un formador homofermentante de ácido láctico.

o                                          Coloniza en la superficie de los dientes.

o                                          Es más acidúrico que otros estreptococos.

Esto no quiere decir que es el único formador de polisacáridos también se ha encontrado en cepas no cariogénicas. Otros microorganismos asociados a la caries dental son: Streptococos sanguis, Streptococcus salivarius, Streptococus mitis. Actonomiyces viscosus, Lactobacillus acidofilus.

 

SUBSTRATO.

Las lesiones cariosas guardan una relación directa con los alimentos.

Estos quedan atrapados en las cavidades y fisuras, así como por debajo de las áreas de contacto de los dientes con los límites cervicales, de los brazos de la prótesis y bordes sobresalientes de las restauraciones; también alrededor de los aparatos ortodónticos y dientes apiñados, y en otras localizaciones. Con los alimentos retenidos, las bacterias proliferan y liberan productos metabólicos, algunos de los cuales son ácidos. Estos desmineralizan al diente y, si las circunstancias son adecuadas, la estructura dura empieza a desintegrarse , por lo tanto existen dos casos distintos: la producción de un agente cariogénico ( ácido ) y la producción de una superficie dental susceptible en la que el primero actúa.

Los alimentos que originan más caries son los carbohidratos. En relación con la adhesividad de los alimentos en los dientes se ha visto que los alimentos líquidos se eliminan mucho más rápido que los sólidos.

 

FACTORES DE RIESGO

La caries es uno de los padecimientos crónicos más frecuentes del ser humano en todo el mundo. Más del 95% de la población tiene caries o la presentara antes de morir. Muy poco individuos son inmunes a esta. La caries no se hereda, pero si la predisposición del órgano a ser fácilmente atacado por agentes externos.

Se hereda la anatomía que puede o no facilitar el proceso carioso. La raza influye, pues es distinto el índice de resistencia de las diversas, razas; por sus costumbres, el medio en que viven, el régimen de alimentos. Heredan, de generación en generación, la mayor o menor resistencia a la caries, la cual puede ser constante para cada raza. Se puede decir que la razas blancas y amarillas presentan un índice de resistencia menor que la raza negra. Por otra parte las estadísticas demuestran que la caries es màs frecuente en la niñez y adolescencia que en los adultos.

El sexo parece también tener influencia en la caries, siendo màs común en la mujer que en el hombre, en una proporción de tres a dos.

También el oficio u ocupación es otro factor que se debe tomar en cuenta, porque la caries es màs usual en los panaderos, zapateros etc., que en los campesinos.

Los factores que influyen en la producción de caries son:

1.- Debe existir susceptibilidad congénita a la caries.

2.- Los tejidos del diente deben ser solubles a los ácidos orgánicos débiles.

3.- Presencia de bacterias acidogènicas y acidùricas y de enzimas proteolíticas.

4.- Una diete rica en hidratos de carbono, especialmente azúcares que proliferan el desarrollo de estas bacterias.

5.- Una vez producidos los ácidos orgánicos, principalmente el ácido láctico, es indispensable que haya neutralizado la saliva, de manera que puedan efectuar sus reacciones descalcificadoras en la sustancia mineral del diente.

6.- La placa dentó bacteriana de León Williams, que es una película adherente, esencial en todo proceso carioso.

 

ESTUDIOS: RELACIÓN CARIES-OBESIDAD

 

La obesidad y la caries son enfermedades crónicas y podrían estar vinculadas a mala alimentación, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura,(FAO).

 El especialista chileno Ricardo Uauy explicó que la relación entre una alimentación deficiente y el desarrollo de estas patologías, están muy ligados a la dieta del ser humano, informó Radio Naciones Unidas. El informe denominado Dieta, Nutrición y Prevención de Enfermedades Crónicas, fue elaborado por 30 expertos de varios países.
Uauy indicó que en los 100 años pasados se logró disminuir de 800 a mil calorías en el consumo, situación que obedece a los patrones actuales de consumo.

Estudios en diversos países revelan que la frecuencia de caries es mayor a medida que aumenta el índice de masa corporal de niños y adolescentes.

 Investigadores de la Universidad de Mainz, en Alemania, analizaron la asociación entre caries dentales e índice de masa corporal (IMC) en cerca de 1.300 niños de escuelas básicas de ese país. Según publican en la revista “Clinical Oral Investigations”, el 44,7% de los que tenían bajo peso y el 40,7 de los de peso normal presentaban dentaduras sanas, porcentaje que en el caso de los niños con sobrepeso y obesidad bajaba a 30,5% y 31,7%. 

Un estudio francés publicado hace unos meses en el “International Journal of Paediatric Dentistry” comparó la incidencia de caries en 41 adolescentes obesos y 41 de peso normal. Se descubrió que a mayor índice de masa corporal (IMC), los adolescentes tenían “un mayor número de dientes cariados, perdidos y obturados”.

 Un estudio norteamericano del año 2006 se realizó en la Escuela Dental de la Univ. de Arizona  , también relacionando el índice de masa corporal IMC con las caries dentales . Participaron 178 niños entre 8 y 11 años del programa “Sonrisa Kentucky” . Se usaron las covariables de edad y género. Los resultados del estudio indica que la frecuencia de caries en molares permanentes aumenta considerablemente a medida que aumenta el índice de masa corporal, IMC inclusive después de ajustar los datos a la edad y al género.
Las conclusiones en éste caso fueron “Un índice de masa corporal IMC elevado se asocia a una incidencia creciente de la caries en molares permanentes”.

De acuerdo con un estudio reciente, la caries dental en dientes primarios tiende a desarrollarse con mayor frecuencia en niños con sobrepeso que en niños con un peso corporal normal o de bajo peso.

Estudios llevados a cabo en los años 90 concluyeron que los niños de bajo peso tenían un mayor riesgo de experimentar caries dental en sus dientes primarios debido a alteraciones de su estado nutricional, pero investigadores de la Universidad estatal de Nueva York en Búfalo han encontrado una asociación más reciente entre la alimentación inadecuada que puede conducir a la obesidad y la aparición de caries dental.

Un estudio francés reciente, de Septiembre 2007 en que Bailleul- Forestier y colaboradores investigaron “Experiencia de Caries en una población con Obesidad severa”. Ellos compararon un grupo de 41 adolescentes con grados severos de obesidad con un grupo equivalente de 41 adolescentes de peso normal.

Sus conclusiones son coincidentes con las anteriores que hemos revisado : “existe una significativa asociación entre Obesidad y Caries Dentales y ambas enfermedades tienen determinantes o causas comunes que requieren un manejo integrado de equipos médicos multidisciplinarios y recomiendan a los Dentistas promover dietas saludables no solo para prevenir las caries dentales sino también para reducir los riesgos de Obesidad Infantil”.

La obesidad es un problema que  tiene que ser atendido de manera conjunta por un equipo multidisciplinario dado que la probabilidad de que un escolar con sobrepeso  sea un adulto obeso es del 80% con consecuencias de carácter social, cultural y de la salud.

La dieta y la nutrición desempeñan un papel importante en el desarrollo dentario, en la integridad del tejido gingival y, en la fuerza y consistencia del hueso, pero sobre todo en la prevención, control y tratamiento de las enfermedades de la cavidad bucal.

La identificación de los hidratos de carbono como  factor de riesgo para el desarrollo de obesidad, funge a su vez, como factor de riesgo para el desarrollo de lesiones cariosas. En donde el problema, no radica  sólo en la cantidad que se ingiere, sino también, en la frecuencia con que se consume y el tiempo que permanecen la boca.

Justificación:

La obesidad juega  un papel importante dentro de las principales patologías en la actualidad, por lo tanto tenemos un interés  en relacionarla con otra de causa multifactorial que es  la caries.

Trascendencia

 Este estudio, toma en cuenta a la obesidad, ya que independientemente que se le clasifique con enfermedades sistémicas (diabetes, hipertensión, problemas respiratorios, etc.) también se puede relacionar con la caries.

Tiene herramientas de tipo metodológico, para dar una mayor información sobre el tema y así lograr un buen entendimiento por parte de las personas, indistintamente del ámbito en el que se desenvuelvan.

Planteamiento del problema:

¿Será  la obesidad un factor importante en los índices elevados de la caries?

Hipótesis:

Si, la obesidad es un factor importante, ya que la persona está en una constante ingesta de alimentos por lo tanto hay un elevado índice de caries

Objetivos:

 

1.     Determinar si en la obesidad, los índices de caríes son elevados

2.     Buscar la relación de la obesidad, independientemente de que se le vincula con patologías sistémicas, también relacionarla con la caries dental

3.      

MATERIAL Y MÉTODOS

Recursos:

               Espejos planos del número 5

               Exploradores estandarizados

               Cinta Métrica

               Barreras de Protección

               Báscula

               Carta de consentimiento informado

               Encuestas

 

Se extenderán cartas de consentimiento informado al escolar y a los padres de familia previos a la aplicación del cuestionario y de la exploración bucal.

Se realizará un estudio comparativo descriptivo transversal con un muestreo por conveniencia a 100 alumnos de una escuela primaria con un intervalo de edad de 8 a 11 años, se incluirán a todos aquellos escolares que desearan participar y que cumplieran con los criterios de inclusión como: que no cursaran con alguna enfermedad sistémica y que no fueran portadores de aparatología ortopédica u ortodóncica, además no habrá distinción de sexo y turno de asistencia, el estudio se tiene previsto a realizarse durante el período de septiembre a octubre de 2008.

La encuesta se dividirá en dos secciones, la primera incluirá  variables propias del escolar y características sociodemográficas, y la segunda consistirá en una exploración bucal, incluyéndose, el índice de caries. Para la obtención del peso y la talla, se empleará una báscula y un estadímetro .

 La exploración bucal se realizará con espejos planos del número 5, exploradores estandarizados, luz natural y técnica de barreras biológicas,  siguiendo los criterios propuestos por la OMS y por la Norma Oficial Mexicana para el Control y Manejo de Infecciones Bucales NOM-013-SSA2-1994. La clasificación de los escolares en sobrepeso, riesgo de sobrepeso, normopeso y bajo peso se hará con base a las tablas propuestas por la CDC (Center for Disease Control and Prevention).

 Para el cruce de variables se considerará  la clasificación de IMC por edad y sexo como variable dependiente, y como variables independientes se considerará al sexo y a las alteraciones bucales estratificadas por componentes.

 

ASPECTOS ETICOS

La investigación tiene como propósito  obtener información acerca del índice de  caries e índice de masa corporal  de los estudiantes de la escuela primaria “Alfonso Reyes” Ubicada en Ampliación Los Remedios, Av. Loma de Canteras s/n.

Debido a  que se trata de una investigación en seres humanos y  teniendo un conocimiento sobre la declaración de Helsinki, los investigadores estamos comprometidos a no dañar la salud ni la integridad de las personas que participen en dicha investigación.

El grupo de estudio será informado sobre los objetivos, métodos, beneficios o molestias que el estudio pueda causar, así como la libertad que tiene para abstenerse de participar en el experimento o retirase del mismo

Esta investigación  está sujeta  a principios científicos aceptados y comprometidos  con : La declaración de Génova  de la Asociación Medica Mundial .une al médico  con las palabras “ la salud  de mi paciente  será mi  primera consideración”

 

 

Bibliografía:

 

Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial

de la Salud. 37ª Sesión del Subcomité de Planificación y

Programación del Comité Ejecutivo. Washington, D.C., EUA.

Zayas TG, Chiong MD, Diaz Y, Torriete FA, Herrera AX. Obesidad

en la infancia; diagnóstico y tratamiento. Hospital Pediátrico

Universitario. Centro Habana. Rev Cubana Pediatric

2002; 74(3): 233-9

3. WHO. Obesity Preventing and Managing the global epidemic.

Report of a WHO. Consultation on Obesity. Geneva, 3-5 June

1997. WHO/NUT/NCD/98.1; 33-35.

4. Mahan LK, Escott-Stump S. Nutrición y dietoterapia de Krause.

Ed. Mc Graw-Hill. Décima edición. Edo. México. 2001: 290-1.

5. Hernández B, Cuevas NL, Shama-Levy T, Monterrubio E, Ramírez

SI, García-Feregrino R, Rivera J, Sepúlveda-Amor J.

Factor associated with overweight and obesity in mexican

school-age children: Result from the National Nutrition Survey

1999. Salud Pública de México 2003; 45-4: s551-s557.

6. Calzada-León R, Loredo-Abdalá A. Academia Mexicana de

Pediatría. Conclusiones de la Reunión Nacional del Consenso

sobre Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de la Obesidad

en Niños y Adolescentes. Boletín Médico. Hospital Infantil de

México 2002; 59(8): 517-24.

7. Casanueva E, Kaufer-Horwitz M, Perez-Lizaur A, Arroyo P.

Nutriología Médica. 2da Edición. Ed. Panamericana, México,

D.F. 2001: 75-6, 80, 98-99, 212.

8. Toussaint M. Patrones de dieta y actividad física en la patogénesis

de la obesidad en el escolar urbano. Bol Med Hosp Infant

Mex 2000; 57(Pt11): 650-61.

9. Murray JJ, Rugg-Gum AJ, Jenkins GN. Fluorides in caries prevention.

Third edition, Wright, 1991.

10.Matsumoto T, Okasaki M, Taira M, Takahashi J. Inhibiting action

of carbohydrates on the growth of fluoropatite crystals.

Caries Research 2000; 34: 26-32